En COLUMNAS

Por Peter Hartmann, Socio Honorario y Director Filial Aisén

Vale recordar que la Región de Aisén es aquella con mayor superficie de bosque nativo del país, la que con ese bosque salva al país en secuestro de carbono ante el cambio climático y que tiene también una apreciable cantidad de plantaciones forestales y una superficie aun mayor para reforestar o restaurar urgentemente, o tal vez mejor aún, dejar que se recupere el bosque nativo. Mientras el gobierno sigilosamente y aprovechando la pandemia “calibra” la Estrategia de Desarrollo Regional (¿qué se traerá entre manos?), sería bueno recordar que ese bosque a recuperar y que perdimos con los incendios promovidos por el Estado, perfectamente da para una importante arista del desarrollo sustentable en esa estrategia.

Como venimos insistiendo hace tiempo, el bosque, su restauración y plantar árboles, también en la ciudad, se ha convertido en uno de los más importantes desafíos y necesidades mundiales ante las crisis del cambio climático y de biodiversidad. Y en Aisén podemos contribuir sustancialmente a este fin.

Dicho lo anterior, pasamos a recordar que desde hace veinte años los “Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo”, AIFBN, y otras organizaciones de la sociedad civil como Codeff, vienen advirtiendo la necesidad de y promoviendo un nuevo modelo forestal nacional. Y ahora, la AIFBN lanza el libro editado por LOM  “Chile necesita un Nuevo Modelo Forestal”, escrito por veinte autores. Ese lanzamiento del lunes pasado, fue presentado por Pablo Parra, Presidente de AIFBN, Jennifer Romero de AIFBN, y los profesores universitarios expertos en el tema, el Ingeniero Forestal Luis Astorga, el abogado Cristóbal Balbontín, y el antropólogo José Bengoa.

Entradas Recientes

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt