En ACCIÓN

Este viernes 22 de marzo, como cada año, se celebra el “Día del Agua”. En este contexto, desde CODEFF llaman a poner especial atención a la situación que se está produciendo en la zona austral de nuestro país, especialmente en las regiones de Aysén y Magallanes, producto de la instalación (o posible instalación según sea el caso) de salmoneras en zonas protegidas como son el Santuario de la Naturaleza de Quitralco, la Reserva Nacional Kawésqar, el Área Marina Costera Protegida de Pitipalena Añihue, el Parque Nacional Alberto de Agostini y la Reserva Nacional Las Guaitecas, con toda la contaminación que implica.

Pese a que estas zonas se encuentran con algún grado de protección ambiental, en todas es posible observar operaciones de industrias salmoneras, o bien un interés de su parte por explotar sus mares. Un ejemplo de ello es la Reserva Nacional Kawésqar, la cual era un área protegida del pueblo del mismo nombre y ubicada frente al Campo de Hielo sur, entre Puerto Natales y Puerto Edén. Para la preservación de este lugar, existía un acuerdo entre en el gobierno anterior y Tompkins Conservation para sumar esta zona al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado. Además, se planteó cambiar el status de conservación de la zona desde Reserva Nacional a Parque Nacional, lo que implicaba un mayor grado de protección.

Pese al compromiso inicial, el mar contiguo a la Reserva Nacional Kawésqar quedó fuera de la zona protegida ambientalmente en un primer momento, lo cual fue revertido gracias al reclamo que la comunidad indígena Kaweskar realizó, por lo cual a esta área se le entregó el status de “Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos”. Una decisión que generó alerta en CODEFF, debido a que esta figura permitía la instalación de salmoneras, como ocurre actualmente en el Área Marina Costera Protegida de Pitipalena Añihue, donde se encuentran una gran cantidad de centros de engorda de salmones.

El actual gobierno tuvo que dar pie atrás ante la objeción de la Contraloría y se llegó a una solución salomónica declarando Parque Nacional la parte terrestre y dejando la parte marina en su estatus de Reserva Nacional, además la Contraloría dejo en claro que para cualquier solicitud de uso en estas zonas se debe pasar por la aprobación de CONAF la cual además debe contar con un Plan de Manejo. También, se debe presentar Evaluación de Impacto Ambiental. Además, las autorizaciones deben ser una excepción, y no una regla.

Desde CODEFF se ve con especial atención las posibles solicitudes de uso de mar en esa zona, la cual es de sumo interés para la industria acuícola. Esto, especialmente considerando la instalación de salmoneras que han ocurrido en otras zonas que tienen el estatus de Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos.

Un ejemplo de ello es la situación en que se encuentra el Archipiélago de los Chonos, que es parte de la Reserva Nacional Las Guaitecas, en donde se encuentran instaladas salmoneras. Otro caso es el que se produce en el Parque Nacional Alberto de Agostini en la región de Magallanes, en donde CODEFF solicitó a la Contraloría que caducara las concesiones entregadas, lo cual aún se encuentra en estudio por parte del organismo fiscalizador.

Como señala el director de CODEFF Aysén, Peter Hartmann, en septiembre pasado se solicitó la revisión por parte de Contraloría de la situación en que se encuentra el Santuario de la Naturaleza de Quitralco. “En este lugar existen salmoneras que se encontraban instaladas antes de la declaración de área protegida, a las cuales se les han entregado permisos de expansión del área de sus operaciones en un 900%”. Esa salmonera pretende ahora ampliarse nuevamente con una Declaración de Impacto Ambiental, lo cual no es lícito, por lo cual estamos reclamando a la Contraloría, el SEA y el Consejo de Monumentos Nacionales” indica el vocero del Comité.

Entradas recientes

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt
0