En ACCIÓN

La voluntaria de CODEFF, Débora Schiapacasse, junto a integrantes del Proyecto Redvam (Red de Varamiento de Aves Marinas) y el encargado de Medio Ambiente de Algarrobo, Marcelo Inostroza registraron una mortandad de aves en la en la Playa Chepica, comuna de El Tabo.  Esta situación fue denunciada por un habitante de la zona a través de redes sociales.

Durante la observación, se encontraron 39 aves muertas. Entre las causas que explican el evento, según indican los expertos, es la inmersión en enmalles de pesca de los individuos. Durante la visita, se observó además que estos no presentaban restos de petróleo.

El conteo de las aves afectadas por el varazón arrojó un total de 53 Cormoranes Guanay, un Cormorán Yeco, dos Pingüinos de Magallanes y un Piquero en la costa varados. Todas ellas son especies endémicas de la corriente de Humboldt.

La muerte de ellas, consideran la integrante de CODEFF, se produjo el día ocho de mayo. Luego de su análisis visual, se estima que la mortandad fue producto de un desmayo de las aves luego de ser capturadas por redes de pesca.

Según nos explica Débora Schiapacasse, quien colabora con en el programa de Bio Diversidad de nuestra institución, el arte de pesca utilizado en la zona consiste en lanzar redes o mallas que son arrojadas al mar desde embarcaciones pesqueras. Luego estas son extraídas, obteniendose un cardumen vivo y al cual las aves se lanzan para alimentarse de el, quedando enredadas y ahogándose muchas de ellas. Esto producto que muchas son devueltas al mar ya que no son comercializable.

Para evitar este problema, se debe educar a los pescadores respecto a los métodos utilizados para realizar la extracción de productos desde el mar e incentivar el uso de instancias mitigadoras nos indica Simón Gatica, encargado de Proyectos de CODEFF.

Entradas recientes
Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt