En AMBIENTALES

Un total de 25 millones de peces –equivalentes a 39.942 toneladas de biomasa muerta– fue el saldo final de la emergencia provocada por la Floración de Algas Nocivas (bloom de algas) en 45 centros de cultivo de la Región de Los Lagos, específicamente en el seno de Reloncaví y la zona norte de Chiloé, según detalló ayer martes 29 de marzo el director nacional del Sernapesca, José Miguel Burgos, en una conferencia de prensa realizada en Valparaíso (Región de Valparaíso).

La autoridad agregó que el retiro de los peces concluyó el pasado jueves 24 de marzo, proceso que fue supervisado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) para asegurar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad tanto en la carga de las mortalidades, como en su transporte a los distintos puntos de disposición final. En esta línea, Burgos precisó que el 57% de los salmones fue procesado en plantas elaboradoras de harina de pescado, mientras que otro 30,3% se desechó en vertederos en tierra.

De igual manera, el Sernapesca informó que se autorizaron once vertimientos en el mar, en la zona autorizada por la Armada a 75 millas -alrededor de 140 kilómetros- de la costa de la Región de Los Lagos (en la foto). “En total, se arrojaron cerca de 4.659 toneladas de salmones en el punto de descarga, en una maniobra que fue monitoreada en todo su trayecto por el Sernapesca”, aseguró José Miguel Burgos.

El representante de Gobierno añadió que “el control de esta situación solo fue posible gracias a la acción oportuna del Sernapesca en coordinación con otras instituciones del Estado, como la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), la autoridad marítima, la Intendencia de Los Lagos y la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud, así como la colaboración de gran parte de la industria ante los plazos establecidos”.

Sobre este último punto, desde el Sernapesca informaron que un centro de cultivo –propiedad de la empresa Australis Mar- no cumplió con los plazos establecidos por la entidad fiscalizadora, que obligaba al retiro de las mortalidades en un plazo de cinco días, por lo que se realizarán las denuncias ante la Superintendencia de Medioambiente (SMA) conforme lo establece la normativa.

Esta acción se suma a las denuncias presentadas previamente contra dos centros de cultivo de Empresas AquaChile y el mismo centro de Australis Mar, por incumplimiento del artículo 5 del Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA), específicamente por no ejecutar oportunamente los planes de contingencia.

Al respecto, Burgos concluyó que “es necesario poner atención en los problemas que se evidenciaron durante el desarrollo de este evento, especialmente en lo relacionado con la logística de la industria, por lo que abriremos una mesa de trabajo público-privada para abordar este tema en forma integral, con el fin de tener mayor capacidad de respuesta ante eventos ambientales o sanitarios similares que pudiesen suceder en el futuro”.

AquaChile

A raíz de lo anterior, AquaChile informó que “no ha recibido ninguna notificación al respecto. Como compañía nos sorprende  y extraña enterarnos por los medios de comunicación que habrían denuncias de la autoridad hacia AquaChile. Ni el procedimiento administrativo ni judicial contempla las notificaciones a través de la prensa”.

Además, la empresa aseveró que “los centros de cultivo de la compañía y sus filiales han sido reiteradamente fiscalizados en este período de bloom de algas nocivas, sin que la compañía haya sido notificada de infracciones”, agregando que “ha solicitado formalmente al director nacional de Sernapesca proporcionarle la información acerca de qué centros son los que habrían sido objeto de supuestas sanciones”.

De igual forma, desde la compañía manifestaron que “durante este período en que nos hemos visto afectados por el llamado bloom de algas, AquaChile ha trabajado constantemente para superar la emergencia siguiendo los protocolos establecidos por la autoridad en un ambiente de fuerza mayor. En todo este proceso, destacamos la labor y compromiso de los trabajadores de la compañía y de nuestros proveedores”.

Australis

Consultados por AQUA, desde Australis señalaron que no han sido ni notificados ni informados de la situación pero que, “sin perjuicio de ello, podemos afirmar que hemos cumplido con lo señalado por las autoridades en esta materia, poniendo especial énfasis en la seguridad nuestra  gente y proveedores, con quienes trabajamos arduamente y de la mano en estas faenas que derivaron de un hecho verdaderamente lamentable y solo comparable con el 27/F para la industria del salmón en general”.

Asimismo, desde la compañía expresaron que “no hay que olvidar que esta contingencia provocó la mortalidad de una gran cantidad de biomasa y que en las labores de retiro debimos conjugar varios factores, como la imposibilidad de trabajar en puerto cerrado decretado por la Armada, número limitado de embarcaciones y de vertederos para hacer frente a este hecho fortuito, además de la judicialización de algunos procesos que paralizaron las faenas y otras dificultades propias de una contingencia del nivel que enfrentamos”.

Finalmente, desde la salmonicultora de capitales nacionales manifestaron que, pese a todo lo anterior, se preocuparon siempre del “resguardo y la seguridad de los trabajadores sin tener que lamentar incidentes de ningún tipo y se pudo evacuar la mortalidad sin generar daños al medio ambiente, por lo que en caso de ser requeridos por la Autoridad, presentaremos nuestros descargos, los que esperamos serán acogidos en la instancia que corresponda”.

Entradas recientes
Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt