En AMBIENTALES

La superintendente de Asuntos Legales de Glencore-Xstrata, Verónica Barahona, integra también y en representación de la Presidenta de la República el directorio de Enami, el cual es presidido por la ministra Aurora Williams.

·       Bajo este rol Barahona se reunió el 10 de noviembre pasado con la titular de Minería, para discutir la situación del proyecto río Cuervo, en circunstancias que el Comité de Ministros negó audiencia a organizaciones de Aysén por generar posibles “conflictos de interés”.

 

Un nuevo caso de conflicto de interés se conoció durante esta semana, enrareciendo el proceso mediante el cual el Comité de Ministros del gobierno de Michelle Bachelet resolverá, el próximo lunes 18 de enero, el futuro de la represa río Cuervo de Energía Austral, sociedad controlada por Glencore-Xstrata.

Esta vez involucra a la abogada DC Verónica Barahona, quien junto con representar a la Presidenta de la República en el directorio de la Empresa Nacional de Minería (Enami) es, en paralelo, superintendente de Asuntos Legales de Glencore-Xstrata, según confirmó la prensa nacional.

El problema es que en su rol como gestora de intereses de Glencore-Xstrata y sus sociedades, Barahona se reunió 10 de noviembre pasado con la ministra de Minería Aurora Williams, quien no solo integra el Comité de Ministros que resolverá en pocos días sobre la represa Cuervo sino además comparte con Barahona asiento en el directorio de Enami, al ser presidenta de dicho cuerpo colegiado.  El tema abordado en dicho encuentro, según consigna la Plataforma de Lobby del ministerio de Minería, fue precisamente la situación del proyecto de Energía Austral.

 

Los conflictos de interés

Tanto el trabajo conjunto con Barahona en el directorio de Enami como haber recibido a gestores de interés de Glencore-Xstrata para abordar el proyecto Cuervo afectarían la independencia de Williams para resolver en el próximo Comité de Ministros.   Esto es refrendado por la propia instancia, que el año pasado rechazó la audiencia solicitada por una agrupación ciudadana de la región de Aysén por “el principio de probidad”.

En efecto, con fecha 9 de febrero de 2015 el ministro de Medio Ambiente y presidente del Comité de Ministros Marcelo Mena rechazó una petición de reunión del presidente de la Agrupación Wallmapu de Puerto Aysén, Hugo Díaz, para abordar la iniciativa hidroeléctrica porque al existir reclamaciones pendientes “es dable observar la normativa que cautela el principio de probidad que tiene por objeto impedir que las personas que desempeñan cargos o cumplen funciones públicas puedan ser afectadas por un conflicto de interés en el ejercicio de un determinado empleo o función, aunque aquél sea sólo potencial, y es por ello que se les exige un deber de abstención en relación a emitir decisiones u opiniones en virtud de las cuales se le reste de alguna forma la debida imparcialidad con que estos deben desempeñarse”.  Ante esto, señalan, “con el fin de  evitar  un eventual contravención a la normativa antes expuesta,  este  Comité  deberá abstenerse de  otorgar la  audiencia”.  Algo que, en este caso, no cumplió la ministra de Minería Aurora Williams.

El secretario de Estado aludió así a la Ley de Bases Generales de la Administración del Estado que señala expresamente que “contraviene especialmente el principio de la probidad administrativa… participar en decisiones en que exista cualquier circunstancia que le reste imparcialidad”.  Ante esto, obliga a que “las autoridades y funcionarios deberán abstenerse de participar en estos asuntos, debiendo poner en conocimiento de su superior jerárquico la implicancia que les afecta”.

 

Comunicaciones

Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt