En ACCIÓN

En el salón azul de la Municipalidad de Chillán, la Unidad de Patrimonio dependiente de Dirección de Cultura, organizó en el marco de las actividades del Mes del Patrimonio una emotiva ceremonia de Reconocimiento a las prácticas, personas, proyectos y organizaciones cuyas acciones resultan significativas para la protección, conservación y difusión del patrimonio cultural. Lo anterior, con el fin de  visibilizar los diferentes aspectos que configuran la identidad, a través de un reconocimiento formal, su fortalecimiento y puesta en valor como parte integral de la definición que hacen los propios chillanejos.

“Este es un reconocimiento que hace la ciudad a todas aquellas personas que día a día trabajan por nuestro patrimonio, ya sea de forma espontánea o planificada. Queremos agradecerles e invitarlos a seguir trabajando por el resguardo de nuestra identidad”, señaló el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie, quien junto a concejales hizo entrega de galvanos y copias del decreto N° 6561 del 18 de mayo con el “Reconocimiento Municipal de Patrimonio 2018”.

En su sexta versión, el Reconocimiento Municipal de Patrimonio recayó en cinco personas e instituciones según las siguientes categorías:

Categoría Ciudad: Frailes Carmelitas Descalzos de Chile: por la voluntad de mantener la Iglesia y el Convento de la Virgen del Carmen en Chillán.

Categoría Barrios: Cocinería Santa Adela, por mantener vivas las tradiciones culinarias del antiguo sector de Villa Alegre.

Categoría Niños: Liceo República de Italia por el desarrollo de iniciativas de educación patrimonial en el  Barrio Ultraestación.

Categoría Vivo: Rómulo Palavecino Ramírez, por su destacada trayectoria de más de 50 años en la difusión del patrimonio local desde el Barrio Santa Elvira.

Categoría Natural: Comité Pro Defensa de la Fauna Y Flora. Codeff, por trabajar en la preservación del patrimonio natural.

En representación de la ONG,  el director nacional de CODEFF Luciano Pérez recibió el galardón y mencionó que con mucha alegría reciben este reconocimiento gracias al trabajo de muchos años en distintos puntos de la comuna y la provincia. “Felices renovamos nuestras  energías para continuar el trabajo desde la cordillera hasta la costa en la ahora nueva región del Ñuble”, destacó.

Finalmente señaló que tanto en el trabajo en el Santuario de la Naturaleza Huemules de Niblinto, en el Santuario de Cobquecura como en el rechazo al Embalse Punilla y el trabajo en algunas escuelas, ha mantenido presente y activo el trabajo de CODEFF por la fauna y flora. “En este trabajo siempre hemos contado con el apoyo de algunos medios de prensa, los que nos ha servido para mantenernos vigente en la memoria colectiva de la ciudadanía y de las autoridades que hoy nos reconocen”.

 

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt