En AMBIENTALES

La Corporación Nacional Forestal (CONAF), a través del trabajo conjunto entre las gerencias de Áreas Silvestres Protegidas y de Desarrollo y Fomento Forestal, ha establecido los lineamientos generales para fortalecer y actualizar los planes de manejo de las unidades del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE) con la inclusión de temáticas de mitigación y adaptación al cambio climático, así como aspectos de lucha contra la Desertificación, Degradación de las Tierras y Sequía (DDTS).

Así quedó determinado en el “Manual para la planificación del manejo de las áreas protegidas del SNASPE” que ha sido preparado y aprobado por resolución por CONAF durante el presente año 2017.

Este fortalecimiento y actualización incluye la identificación de aquellos objetos de conservación más vulnerables al cambio climático, para determinar posibles mecanismos de adaptación o estrategias de manejo tendientes a reducir los efectos negativos en éstos.

Para lo anterior, se considera en el desarrollo de los planes de manejo la ejecución de un análisis de vulnerabilidad, el cual identifica qué objetos de conservación están expuestos y son más sensibles al cambio climático, desertificación, degradación de las tierras y sequía.

La inclusión de un análisis de vulnerabilidad de los objetos de conservación al cambio climático en los planes de manejo forma parte, a su vez, de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales de CONAF (ENCCRV 2017-2025; CONAF, 2016), a través de una de las medidas de acción transversales determinadas para hacer frente a las causales de deforestación, devegetación, degradación de recursos vegetacionales y problemas asociados para aumentar su cobertura y calidad.

La medida de acción específica corresponde al “Fortalecimiento y actualización de Planes de Manejo de áreas del SNASPE” en el contexto de la ENCCRV, la que corresponde a la M.T 8.

Cabe señalar que la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales de CONAF representa una herramienta de Estado para cumplir con los compromisos nacionales e internacionales de Chile con la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), el Convenio de Diversidad Biológica (CDB), el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques (UNFF), entre otros, cobrando especial atención la Contribución Nacional Determinada (NDC) en el marco del Acuerdo de París, acuerdo que establece un importante componente forestal del cual CONAF se hace cargo mediante la implementación de la ENCCRV.

Esta inclusión de análisis de vulnerabilidad constituye un paso relevante para CONAF y el país en general, ya que con ésta se pretende actualizar los planes de manejo para poder, primeramente, tomar datos concretos en terreno sobre los efectos del cambio climático y la desertificación, degradación de las tierras y sequía, como también generar con estos insumos medidas relativas a la conservación y manejo sustentable de las áreas silvestres protegidas, además de dar respuesta a los lineamientos institucionales tanto de la Corporación como a nivel nacional e internacional sobre esta temática, la cual representa un desafío a nivel global.

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt