En AMBIENTALES

La Tierra se está acabando, por cada segundo que pasa los glaciares de ambos polos pierden valiosos metros cúbicos de hielo que nunca volverán a recuperar, la temperatura del planeta aumenta trayendo consigo sequías extremas o lluvias extraordinarias que ponen en riesgo a millones de habitantes.

El calentamiento global es el causante de estas desgracias, cuyas primeras víctimas han sido los animales. El caso más conocido es el del Oso Polar que podría extinguirse en menos de 100 años por la lucha feroz por sobrevivir en su habitad natural que se destruye día a día. Por otro lado, en Reino Unido las sequías ocasionadas por el también llamado cambio climático han puesto en riego a seis especies de mariposas que se estima desaparecerán en cinco décadas.

Desde 1970 el número de animales en el mundo se ha reducido en un 52%, debido a los cambios en los patrones climáticos y de vegetación, el cual obliga a las especies a mudarse a áreas más frías en búsqueda de la supervivencia. Sin embargo, el cambio climático es más veloz que la fauna, por lo que se espera que de seguir con el ritmo actual, para el año 2050 una cuarta parte de las especies de la tierra estará en peligro de extinción.

Los siguientes animales ya se encuentran en riesgo y perderlos sería un duro golpe para la humanidad.

Ranas

golden toad

El Sapo Dorado de Centroamérica fue la primera especie extinta a causa del cambio climático en 1999, su hábitat natural eran los bosques de niebla ubicados en la parte más alta de las montañas de América Central, mismos que desaparecieron a causa de las sequías, llevándose con ellos a este peculiar anfibio. Todas las especies de ranas alrededor del mundo se encuentran en riesgo de desaparecer por el mismo factor.

Pez nariz de aguja manchas naranja

filefish

Este peculiar pez habita en los arrecifes de coral donde obtiene el alimento y recursos necesarios para sobrevivir. En las últimas décadas la cantidad de corales en el mundo se ha reducido y aunado al calentamiento de las aguas marinas. El pez nariz de aguja ha entrado en peligro de desaparecer e incluso dejó de existir en el mar que rodea Japón.

Tortugas Marinas

sea turtle

Las tortugas marinas construyen sus nidos en la playa, a unos cuantos metros del mar, con el cambio climático la altura de las aguas aumentan poniendo en riesgo que los nidos se inunden y con ello los huevos se vean afectados. Por si esto fuera poco, la temperatura del ambiente determina el sexo de la cría, si es frío será varón y si es cálido será hembra. Con el calentamiento global el aumento de temperatura podría ocasionar que sólo nazcan crías de sexo femenino, frenando así su reproducción y poniéndolas en riesgo.

Pingüino Adélie

adelie_penguins

El pingüino Adélie de la Antártida se alimenta principalmente de pequeños crustáceos llamados Krill, los cuales viven debajo de las capas de hielo.

El calentamiento del planeta ha hecho que la cantidad de hielo sea cada vez menor y la población de krill se reduzca significativamente. Por consecuencia los pingüinos tienen que recorrer grandes distancias en busca de krill y de acuerdo a estudios científicos, el cansancio que esto conlleva hace menos exitosa la reproducción.

Zorro ártico

arctic-fox

Este pequeño zorro que habita en la tundra y el Ártico, se alimenta de pequeños roedores y tiene la capacidad de cambiar su pelaje en época de invierno por uno blanco más grueso.

El cambio climático hace que las fronteras entre los bosques boreales y la tundra se reduzcan, trayendo la invasión del zorro rojo al hábitat del zorro ártico y peleas constantes por el territorio, donde el pequeño mamífero blanco lleva desventaja.

Pez Payaso

Pez payaso

Quizá lo reconozcas por la película “Buscando a Nemo”,  pero de seguro no sabes que está en peligro de extinción.

Una importante cantidad del CO2 que se emite en el planeta día a día va a parar al mar, causando la acidificación del agua. Dicha acidificación afecta el olfato del Pez Payaso, lo que evita que sea capaz de encontrar refugio contra sus depredadores o hallar alimento. De seguir así, en algunas décadas el pez payaso habrá desaparecido.

Koala

koala

Al igual que el Pez Payaso, el Koala también se encuentra en riesgo de desaparecer por culpa del CO2.

El aumento que ha tenido este compuesto a nivel mundial, en especial en Australia, afecta la calidad de las hojas de eucalipto, principal alimento del Koala, trayendo consigo enfermedades y problemas de nutrición que pueden llegar a causarles la muerte.

Canguro

canguros3

Otro de los cambios de clima que trae consigo el cambio climático es el incremento de calor y presentación de sequías en diversas partes del mundo, como Oceanía.

El hábitat natural de los canguros es uno de los más afectados, con un riesgo constante tanto de sequía como de incendios forestales que ponen en peligro la vida de estos grandes marsupiales.

Panda Gigante

panda gigante

Muchos son los factores que han llevado al Panda Gigante al borde de la extinción, entre ellos la disminución del bosque de bambú, también a causa del cambio climático. Esto ocasiona que los Pandas Gigantes tengan que recorrer distancias enormes en busca de alimento y las poblaciones se separen constantemente, dificultando su reproducción.

Orangután

orangutan

Los orangutanes tienen su hogar en la selva tropical de Indonesia, uno de los sitios del planeta cuyo clima ha sido más afectado a causa del calentamiento global.

La temperatura de este sitio ha aumentado en las últimas décadas y se han presentado temporadas de sequía más prolongadas de lo habitual e incendios forestales que han acabado con la vida de cientos de ejemplares de orangután, poniendo a la especie en estado de riesgo.

 

Reducir el impacto del cambio climático es vital para preservar la vida de muchos animales, entre ellas las especies anteriores, y esa es una tarea en la que tanto los líderes de todos los países del mundo como los ciudadanos comunes y corrientes debemos colaborar.

Es por ello que en la pasada COP21, México presentó la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC), donde planea incluir a diversos sectores políticos y sociales mediante las siguientes líneas de acción:

  • Involucrar a los sectores académicos, privado y social como apoyo en la toma de decisiones de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, encargada de aprobar todo lo relacionado a la ENCC.
  • Promover el acceso de particulares para la reparación del daño ambiental cuando sea posible, o bien, para la restauración de sitios prioritarios para cambio climático.

Todo esto con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% en 2020 y un 50% en 2050 y familiarizar a todos los habitantes con los problemas medioambientales, para crear conciencia y un cambio en los hábitos nocivos para el medio ambiente.

Fuente: El ciudadano

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt