En COLUMNAS

Por Patricio Ortiz

CODEFF desde el año 2008 comenzó junto a BirdLife International a identificar las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAs por sus siglas en inglés), de las cuales hasta el momento en Chile se han identificado y confirmado 176 a lo largo de todo el país. Su inclusión en la lista fue discutidas y ratificadas en numerosos encuentros, a los cuales asistieron muchos ornitólogos nacionales, académicos, ONGs y autoridades de servicios públicos. Las IBAs en Chile están conformadas porl ecosistemas tan diversos y variados como lagunas saladas, valles, bosques nativos, playas, humedales costeros y altoandinos, acantilados y farellones costeros, islotes, islas oceánicas entre otros, en los cuales habitan diferentes especies de aves silvestres como el Picaflor de Arica, la Tagua gigante, el Pato jergón grande, el Chorlito cordillerano, el Choroy,  el Chucao, la Loica, la Tenca, el Aguilucho, el Zarapito de pico recto, el Canquén colorado, el Cisne coscoroba, el Pilpilén, los Flamencos andinos, el Siete colores, el Picaflor de Juan Fernández, los Pingüinos de Humboldt y Magallánico, el Albatros de ceja negra, la Fardela de vientre blanco, entre tantas otras especies de una hermosura deslumbrantes y esenciales para el equilibrio de los ecosistemas.

Pero también las IBAs y las especies que contienen son muy frágiles y se encuentran día a día amenazadas por diferentes causas, como los contantes rellenos de humedales para usos industriales, viales e inmobiliarios, la contaminación de marismas y desembocaduras, la destrucción humedales altonadinos debido al uso irracional del agua para las faenas mineras, la caza ilegal, la sustitución y exterminio del bosque nativo por especies introducidas, la invasión de especies exóticas que atentan contra la sobrevivencia de nuestras aves silvestres, la sobreexplotación pesquera, la muerte incidental de aves marinas en artes de pesca, la contaminación por plásticos de nuestro mar, playas, lagos y ríos, la contaminación por contantes derrames de hidrocarburos y vertidos tóxicos en las costas, la carencia o casi nula educación ambiental en las aulas de Chile, nuestra deficiente y ineficiente legislación ambiental, el poco compromiso político de nuestras autoridades, la mala y deficiente planificación territorial, que no considera la protección de los sitios claves para las aves silvestres chilenas y otra biodiversidad, etc, etc, etc, la lista es larga!!.

La meta final del programa IBAs y Flyways (rutas de vuelo de las aves migratorias) de CODEFF y BirdLife International es la protección legal y/o manejo sustentable de los sitios claves para las aves chilenas a través de la cooperación con los organismos nacionales a cargo de la toma de decisiones, las IBAs proporcionan datos e información actualizada sobre las áreas más críticas para conservar nuestras aves y hábitats silvestres, la gran esperanza que nos queda es salvar de la extinción, la destrucción y de las múltiples amenazas que enfrentan nuestras aves, ante este escenario, es que el trabajo en conjunto con todos los actores claves, permitiría desarrollar acciones de conservación, protección y de educación ambiental, para sensibilizar a todos y todas, en especial a nuestras autoridades, sobre la importancia de conservar nuestras hermosas y únicas aves silvestres.

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt