En ACCIÓN

Por primera vez y tras seis largos años de rehabilitación se logró reinsertar de manera exitosa en su hábitat natural una bandada de70 ejemplares del Loro Tricahue (Cyanoliseus Patagonus), en los terrenos de la Central Hidroeléctrica Cipreses ubicada en la cordillera de la región del Maule, lugar elegido principalmente porque en ese sector se encuentran en número importante de poblaciones de esta especie chilena.

La liberación se produjo en el marco de una hermosa y emotiva jornada, que contó por parte de CODEFF con la participación de la presidenta Ximena Salinas, tesorera Yendery Cerda, la encargada y coordinador de voluntarios Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CRFS) de CODEFF y autoridades del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la región metropolitana y la región del Maule “Se escogió este lugar (Cipreses) porque acá tenemos una jaula de aclimatación y es totalmente tranquilo para las aves, tienen acceso a alimento y es restringido para el acceso de personas. Es un sector especial para la fauna silvestre y sobre todo para los Loros Tricahue, al ser parte de su ruta de vuelo […]. La idea era esperar a que los loros se acostumbraran tras 15 días de preparación para su reinserción, y así juntarse con otras bandadas”, comentó satisfecho Rodrigo Villalobos, veterinario de departamento de Vida Silvestre del SAG del Maule

El Loro Tricahue es una de las cuatro especies de loros endémicos de Chile, es decir que solo se encuentran en nuestro país, siendo además la más grande y colorida entre ellas. Lamentablemente, ha sufrido fuertes disminuciones poblacionales y hoy se encuentra catalogado en peligro de extinción en las regiones de Atacama y Coquimbo y como especie vulnerable en las regiones de O´Higgins y el Maule. Esta situación se debe principalmente a la caza por parte de agricultores que argumentan necesidad de salvar sus cultivos, y otros factores importantes como la destrucción y pérdida de su hábitat, y el comercio y tenencia ilegal como mascotas.

En la actualidad el CRFS-CODEFF, es el principal centro de acogida y rehabilitación de esta especie. En él se reciben ejemplares decomisados por el SAG por tenencia ilegal, así como ejemplares encontrados heridos en el medio natural. El proceso de rehabilitación que experimentan no es fácil y para sostenerlo se recibe el apoyo de padrina/os que aportan económicamente a su rehabilitación. La meta es formar bandadas cohesionadas y funcionales con el objetivo final de poder reinsertarlas lo antes posible en su medio natural.

“Estos loros llegan a nuestro centro en muy malas condiciones, incluso a algunos se les ha suministrado vino, por lo general están mal alimentados y presentan conductas erradas como no saber volar o procurar su alimento. El proceso de rehabilitación es muy largo, sobre todo porque llegan individualmente al centro y nosotros debemos formar mínimo una bandada de 60 Loros para poder reinsertarlos a la vida silvestre”, explica María José Abarca, encargada del CRFS-CODEFF.

Para CODEFF, este es un gran hito que marca un antes y un después en el proceso de rehabilitación de esta especie en nuestro Centro de rehabilitación y en el país. “Hemos aprendido mucho pero aún nos queda mejorar algunos protocolos para que estas experiencias sigan siendo exitosas. Estamos muy contentos con el resultado y con el trabajo realizado en conjunto tanto con el SAG como con Aguas Andinas que nos apoyó en el proceso final de rehabilitación al financiar una jaula para fortalecer el vuelo de esta primera bandada de loros tricahues que por fin están libres en su hábitat natural”, señaló finalmente la Presidenta Ximena Salinas.

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt