En AMBIENTALES

Un estudio emitido por la Dirección General de Territorio Marítimo y de Marina Mercante, Directemar, determinó la existencia de altas cantidades de metales pesados, entre ellos cobre, plomo y arsénico, en el lecho marino y el suelo de Tocopilla.

Esto, luego de ocurrido el aluvión que afectó a la zona el año pasado y que arrastró los acopios de ceniza de las centrales termoeléctricas  de las empresas E-CL y Norgener, desde Punta Paraguas hasta la costa.

Ambas centrales se ubican en el centro de la ciudad y los botaderos de ceniza en el sector norte, donde pasó el flujo del aluvión  arrastrando los desechos hasta el mar.

La Seremi de Medio Ambiente, Felipe Lerzundi, solicitó realizar otro estudio en la zona centro y norte de la ciudad,  incluyendo la  costa industrial de bahía Algodonales, que  iniciaría en diciembre de este año.

Sin embargo, el alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, aseguró que este estudio fue aprobado y financiado por el Consejo Regional semanas después de ocurrido el aluvión en 2015, por lo tanto no es nada nuevo.

“Este nuevo estudio que pidió el seremi en realidad es un viejo estudio sólo  ahora están preocupados de agilizarlo porque salió este informe. La pregunta es porque se ha esperado más de un año para iniciar este estudio si se aprobó en marzo del año pasado y no ha habido ningún avance al respecto”, indicó.

La municipalidad solicitó la intervención al Colegio Médico para realizar exámenes a los estudiantes de los colegios ubicados en la zona costera y, de esta manera, evaluar el impacto de la contaminación en su salud.

El presidente del Colegio Médico de Antofagasta, el doctor Aliro Bolados, reconoció que las autoridades regionales no han tomado ninguna medida para mantener el ambiente libre de contaminación porque al parecer no existiría plena conciencia del perjuicio que genera en las personas.

“Estamos preparando un análisis de los colegios circundantes a estos puntos de contaminación para tomar muestras ambientales de polvo sediméntales y seguramente vamos a solicitar la colaboración de la seremi para que se proceda con exámenes a los niños”, explicó.

La diputada del Partido Radical por la región, Marcela Hernando, dijo que las empresas deben instalar los depósitos de cenizas en lugares apartados de la población, recalcando que no existe una mirada integral entre los servicios de medio ambiente y los de salud.

Pese a que existe fiscalización de las autoridades regionales a los procesos de las termoeléctricas, las mismas empresas son las encargadas de monitorear y reportar los datos sobre desechos.

El alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, consideró necesario, por un tema de transparencia, designar un organismo de monitoreo externo para que estos datos sean fidedignos.

Con la falta de este estudio se desconoce el impacto de la contaminación en la salud de los habitantes de Tocopilla y también en la fauna marina.

Fuente: Diario UChile.

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt