En AMBIENTALES

Investigadores de todas partes del mundo han colaborado para producir la primera revisión global sobre captura incidental de pingüinos, publicada en la revista científica Endangered Species Research.

Los pingüinos están entre las aves mas amadas del mundo, a pesar que la mayoría de las personas nunca verán uno en la naturaleza. En efecto, las oportunidades de hacerlo están disminuyendo, dado que 10 de las 18 especies de pingüinos del mundo se encuentran amenazadas con la extinción. Después de los albatros, los pingüinos son el grupo mas amenazado de aves marinas, y como los albatros, la captura incidental parece ser una seria amenaza para algunas de estas especies.

La captura incidental de animales en las pesquerías es una amenaza para una variedad de vida marina, incluyendo delfines, tortugas y aves marinas. Sin embargo, hasta el momento no existía una revisión global sobre esta amenaza hacia los pingüinos. Esta primera revisión global destaca que 14 especies de pingüinos se han registradas como captura incidental en pesquerías, y que las redes agalleras, y en menor medida las redes de arrastre, son las artes de pesca de mayor preocupación para los pingüinos. Ambas artes de pesca, están ampliamente distribuidas alrededor del mundo, y las redes agalleras en particular (paredes de red de nylon usadas para pescar peces por las agallas), es el arte de pesca elegida por la mayoría de los pescadores de pequeña escala alrededor del mundo.

Aves buceadoras como los pingüinos, incapaces de detectar los finos filamentos de estas redes abajo del agua, son particularmente vulnerables a las redes agalleras, quedando enredados durante sus buceos. El efecto de la captura incidental es de gran preocupación para tres especies: el pingüino de Humboldt y el de Magallanes, ambos encontrados en Sudamérica, y el pingüino de ojos amarillos, una especie en peligro que se encuentra solamente en Nueva Zelanda.

“Este estudio provee un claro enfoque para reducir el impacto de la captura incidental sobre pingüinos, a lo largo de las costas del Atlántico y Pacífico de Sudamérica, y tal vez, más urgentemente, en Nueva Zelanda para el endémico pingüino de ojos amarillos”, dijo Rory Crawford, director del Programa de Redes Agalleras de BirdLife International, y coordinador de esta revisión. “Este ha sido el mayor esfuerzo de colaboración de la comunidad de investigadores de pingüinos, pero el trabajo duro comienza ahora. Se necesita estar directamente involucrado con la industria pesquera y las autoridades encargadas del manejo para abordar este problema”.

“En los últimos 20 años, el pingüino de ojos amarillos ha disminuido su población en un 76% en poblaciones previamente robustas. Prevenir su mortalidad en las pesquerías agalleras costeras de Nueva Zelanda es una prioridad para salvarlos”, agregó Ursula Ellenberg, la investigadora de pingüinos de Nueva Zelanda que inició esta revisión global.

El impacto de la captura incidental de pingüinos a lo largo de Sudamérica requerirá colaboración a través de fronteras internacionales. “Los pingüinos de Magallanes están siendo capturados a lo largo de su ruta migratoria; desde pesquerías de arrastre cerca de sus áreas de reproducción en Argentina, hasta redes agalleras el sur de Brasil en el período no-reproductivo,” dijo Esteban Frere, Coordinador para Sudamérica del Programa Marino de BirdLife International, quien fue uno de los primeros en investigar la captura incidental de estas especies 20 años atrás. “Se necesitan estudios adicionales a bordo de los buques para evaluar la gravedad del problema e identificar soluciones”.

La revisión recomienda una serie de acciones para abordar el problema, incluyendo la presencia de observadores a bordo de los barcos o el video monitoreo en las naves para monitorear la captura incidental; así como también investigación en medidas de mitigación para hacer las redes más visibles para los pingüinos. Mientras esta investigación es llevada a cabo, el manejo espacial y temporal de las pesquerías será necesario de considerar para reducir el impacto en la mayoría de las poblaciones amenazadas.

Mientras que mucho trabajo es aún necesario de realizar para reducir la captura incidental de pingüinos, inspiración puede ser recogida desde otras pesquerías. El programa Albatross Task Force de BirdLife International, un equipo de instructores trabajando directamente en los buques pesqueros para implementar medidas simples para reducir la captura incidental de albatros, ha logrado reducir exitosamente en más de un 90% la captura incidental en la pesquería de arrastre sudafricana. Se espera alcanzar un éxito similar para los pingüinos.

Artículo original (en inglés).

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt