Corte Suprema definirá en un mes construcción o rechazo a la hidroeléctrica Doña Alicia

 En AMBIENTALES

El máximo tribunal dejó en acuerdo el resultado de la contienda legal que libran hace cuatro años comunidades mapuche y la sociedad civil de Curacautín contra la empresa de capitales españoles por la intervención del río Cautín, en la Región de La Araucanía.

La Corte Suprema dejó en acuerdo, este 6 de julio, que dentro del plazo mínimo de un mes se conocerá el destino del río Cautín, respecto a la construcción del proyecto hidroeléctrico “Doña Alicia”, pese a la amplia oposición de los habitantes de la comuna de Curacautín, incluyendo comunidades mapuche, quienes han defendido activamente el bienestar del territorio en todos los aspectos.

“Los abogados del SEA y Doña Alicia plantearon aspectos de forma, señalando que el Tercer Tribunal Ambiental no tenía competencia para este caso. Mientras, los abogados defensores de las comunidades indígenas, organizaciones sociales y vecinos de la comuna, sostuvieron sólidos argumentos, centrados en la violación de derechos fundamentales de las comunidades. Si bien la sentencia no se conocerá antes de un mes, la sensación de todos los asistentes es positiva, tenemos mucha confianza”, señaló Jenia Jofré, representante del Comité Nacional pro Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF) en la Región de La Araucanía.

El proyecto hidroeléctrico había sido rechazado el 2 de abril del 2015 por la Comisión de Evaluación Ambiental de La Araucanía. Sin embargo, el 14 de marzo del 2016 el Comité de Ministros aprobó por unanimidad el proyecto. Por su parte, el 29 de diciembre del año pasado, el Tribunal Ambiental de Valdivia acogió las tres demandas de organizaciones vivas de la comunidad de Curacautín contra esta medida, dejando sin calificación ambiental el proyecto, ya que el tribunal concluyó que el estudio antropológico presentado por la empresa “es metodológicamente precario y poco riguroso” por lo que no existe evidencia suficiente para descartar la afectación a la comunidad.

Finalmente, el 29 de junio de este año, ante apelación de la empresa, el caso comenzó a ventilarse en la Corte Suprema, donde su tercera sala se pronunció dejando en acuerdo su sentencia final e inapelable para el plazo mínimo de un mes.

Ante esto, la abogada Manuela Royo, representante de la comunidad mapuche Benancio Huenchupan, declaró que se “mantienen esperanzados” en la sentencia del máximo tribunal. “Se dio cuenta de la falta de fundamento de la resolución favorable del Comité de Ministros, y en definitiva, solicitamos que se confirmara la resolución del Tribunal Ambiental y que se prohibiera la construcción de la central Doña Alicia”, indicó.

En tanto, Rodrigo Calcagny, presidente de Parques para Chile y miembro de la Red Reserva de Biósfera Araucarias, mostró su preocupación sobre el rol del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) por tomar parte en contra de las comunidades. “El SEA es el que presenta un recurso de casación que pide anular lo dictado por el tribunal de Valdivia, entonces, el mismo servicio que evalúa, está tomando una posición, respecto a que lo que dicen los tribunales y la comunidad no es correcto. Si se aprueba rechazar Doña Alicia será un precedente judicial para defender nuestros territorios y derechos”, sentenció.

Por último, el diputado Fuad Chaín, representante de la zona, manifestó respecto al proceso judicial que se “demuestra la debilidad de nuestra institucionalidad ambiental, la calificación depende una decisión política, y eso es absolutamente anómalo. Pudimos acreditar en una comisión investigadora que había una intención del ministro Pacheco de aprobar esto sí o sí, y toda la institucionalidad política se alineó en aprobar este proyecto”.

Fuente: CODEFF

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt