En ACCIÓN

Bajo el lema “Sembremos nuestro derecho a cosechar alimentos sanos” distintas organizaciones socio-ambientales de Paine llaman a movilizarse este 19 de mayo en el Día mundial contra Monsanto-bayer.

La Plataforma Chile Mejor sin TLC se une a la convocatoria de carácter internacional convocada en aproximadamente 400 ciudades del mundo, donde los ciudadanos se manifestarán contra la transnacional Monsanto dedicada a la producción de agroquímicos y biotecnología que ha sido condenada por su responsabilidad en decenas de ecocidios.

La compañía, recientemente comprada por la químico-farmacéutica alemana Bayer, es reconocida por interceder mediante lobby para lograr que los gobiernos aprueben leyes y tratados de libre comercio que favorezcan la expansión de mercados para sus productos.

Un ejemplo de lo mencionado se encuentra en lo contenido en el capítulo de Derechos de propiedad del TPP-11, donde se les impone a los países suscribir al Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 91), iniciativa conocida como “Ley Monsanto” la cual facilitaría la privatización de semillas por parte de las grandes empresas e impediría a los campesinos y campesinas seguir guardando y compartiendo semillas.

Lucía Sepúlveda, perteneciente a RAP-AL y Chile Mejor sin TLC, explica que hay una relación vinculante entre los principios de la plataforma y la marcha contra Monsanto-Bayer, ya que “precisamente estos tratados son impulsados por corporaciones transnacionales que pretenden ejercer un peso en nuestros derechos tanto en materias de alimentación, salud, previsión”.  De esta manera, indica Sepúlveda, es totalmente coherente sumarnos a la convocatoria del Comité por la defensa de Paine, porque como plataforma defendemos la soberanía local y alimentaria.

Este año la congregación a nivel nacional para la movilización se realizará en Paine, comuna donde Monsanto está presente desde hace más de 8 años. Esta planta proyecta una expansión que es rechazada por el Comité en defensa de Paine debido al secretismo con que se ha tramitado y por los efectos negativos que tendría para la comunidad, como consecuencia de los efectos nocivos del tratamiento de residuos de canola y por problemas que provocaría en el flujo vehicular de la autopista aledaña.

Camila Navarro vocera del Comité que convoca la marcha indica que, además, la instalación de la planta de Monsanto y su posible expansión es un ejemplo de cómo en territorios pobres y alejados de las grandes ciudades se instalan transnacionales extractivistas con el objetivo de  aumentar el capital de estas empresas a costa de empobrecer  a la comunidad, dañar su salud y erosionar la tierra.

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt