En CODEFF EN ACCIÓN

Desde que la ONU declaró el 21 de marzo del 2013, como el día internacional de los Bosques con el objetivo de concientizar y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de los bosques, ha sido una labor permanente el hacer un llamado a la población a que se preocupe de lo que sucede con los bosques del planeta.

En este día, CODEFF recuerda y  hace un llamado a reflexionar sobre qué sucederá realmente con nuestros bosques nativos tras los megaincendios forestales que azotaron este verano a gran parte de Chile central y zona sur, llegándose a quemar más de 511.000 hectáreas.

Considerando que de estas 500 mil ha, 93 mil ha corresponden a praderas y matorrales, 88 mil ha a bosque nativo, 46 mil ha a terrenos agrícolas y 283 mil hectáreas a terrenos silvícolas. Los territorios quemados corresponden principalmente a ecosistemas mediterráneos, zonas ecotonales, con gran biodiversidad y muchas especies endémicas; y aún no se puede dimensionar el real daño a la biodiversidad que estos incendios provocaron. Además de estos impactos a la flora, la fauna silvestre que ocupa el interior de estos bosques vio desaparecer su hábitat.

En primer lugar, CODEFF  solidariza plenamente con los afectados directa e indirectamente sobre todo a las familias que han tenido que lamentar la pérdida de sus seres queridos, sus hogares y lugares de trabajo. Asimismo, felicita y agradece a todas las personas e instituciones que combatieron el avance del fuego y aquellas que llevaron a cabo iniciativas solidarias en apoyo a los afectados.

Sin embargo, es importante recalcar que con esta situación, se puso en evidencia la fragilidad del modelo forestal basado en un uso de suelo por parte de grandes extensiones de monocultivos forestales,  los cuales frente a la ocurrencia de incendios en un contexto de cambio climático, los hará cada vez más frecuentes.

En relación al punto anterior, CODEFF destaca la necesidad de terminar con esta homogenización a gran escala del paisaje forestal a través de  un cambio profundo del modelo por uno donde se privilegie la diversidad en las especies forestales, productos, y patrones de paisajes. Todo a través de  la promoción de una silvicultura de los bosques nativos para avanzar hacia un modelo integrado  que genere barreras que retarden el avance de los incendios entre otros efectos positivos que trae esta  diversidad.

Asimismo, condena la actitud irresponsable e irracional de todos aquellos que por irresponsabilidad o intencionalidad han provocado estos incendios a los cuales espera que se les aplique todo el peso de la ley.

Finalmente en este día, CODEFF quiere destacar la necesidad de incluir a la sociedad civil, especialmente a los habitantes de zonas rurales, en programas de educación y entrenamiento para la detección temprana de incendios forestales para el preventivo cuidado de los bosques nativos de Chile.

Así, sumado a los esfuerzos que desde el Estado se están impulsando como el Consejo Nacional de Restauración Ecológica del Ministerio del Medio Ambiente, y el Consejo de política Forestal con su comisión de restauración forestal; se espera que se establezcan prontamente los mecanismos que fomenten la recuperación del bosque nativo y sus ecosistemas asociados.

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt