En CODEFF EN ACCIÓN

Informe de CODEFF Aisén revela irregularidades cometidas por empresas AquaChile y Multiexport, las que operan centros de engorda de salmónidos en la mencionada área protegida.

Creada en el año 2015, esta Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP), ubicada en la Región de Aisén, alberga ocho centros de engorda de salmones, los cuales han sido por años foco infeccioso debido a enfermedades hidrotransmisibles y al uso intensivo de productos químicos para controlarlas, sumada a las condiciones anaeróbicas de varias de ellas, generando condiciones no aptas para la vida acuática. A ello se suma que han funcionando fuera de sus zonas de concesión autorizadas.

El objetivo de creación del área protegida Pitipalena-Añihué es “conservar la calidad ambiental de los sistemas ecológicos fluviales, estuarinos y marinos y fomentar su conservación en el área de influencia, para mantener la integridad del paisaje, la biodiversidad y la productividad biológica”, señala el acuerdo del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, que fue suscrito en enero del 2014.

Sin embargo, este mismo acuerdo incluye un párrafo preocupante que señala que “se excluyen del área propuesta las áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos y concesiones de acuicultura señaladas en el Considerando 3 de este Acuerdo…”. Lo que en la práctica significa que los centros de engorda de salmones podrán seguir funcionando independientemente del plan de funcionamiento o explotación del área bajo protección. No obstante, cabe destacar, que en el decreto de creación del AMCP no aparece esta exclusión de salmoneras de las obligaciones propias del funcionamiento y explotación de un área protegida.

Casi la totalidad de los ocho centros de engorda -cuatro pertenecientes a la empresa AquaChile y tres a la compañía Multiexport- han declarado enfermedades parasitarias y bacterianas que inducen al uso intensivo e ilimitado de pesticidas y antibióticos para su control, según los antecedentes recabados en informe de CODEFF, elaborado por el licenciado en biología Héctor Kol, del Programa Marino, y Peter Hartmann, director de CODEFF Aisén.

La literatura científica nacional e internacional señala que entre un 40 y 90% de los antibióticos que se suministran a los peces por vía de la alimentación se descargan en el medio ambiente acuático, contaminando a los demás recursos pesqueros o depositándose en el sedimento bajo las balsas-jaulas salmoneras.

Pesticidas y concesiones en cuestión

En cuanto a los pesticidas más frecuentemente usados para el control de la Caligidosis- enfermedad provocada por el llamado ‘piojo de mar’- se advierte que el uso de la cipermetrina y deltametrina en ambientes acuáticos pueden ocasionar daños al zooplancton, microalgas y los peces silvestres.

El uso de otros pesticidas en el control de Caligidosis en la Región de Aisén es una información cuyo acceso fue denegado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) a CODEFF, y se ha solicitado el correspondiente amparo ante el Consejo para la Transparencia.

Asimismo, las empresas AquaChile y Multiexport -precisamente en esta zona ahora bajo protección- han incurrido en frecuentes infracciones a la Ley General de Pesca y Acuicultura, las que han sido denunciadas por CODEFF Aisén ante la Contraloría General de la República, la Gobernación Marítima y la Subsecretaria de FF.AA., particularmente por mantener operaciones de producción de peces fuera de las concesiones otorgadas. Por ello, la Filial de CODEFF en Aisén ha solicitado la caducidad de las concesiones acuícolas operadas por AquaChile en este sector, precisamente porque no las opera, ya que sus producciones se obtienen en sectores no autorizados para tal efecto.

De hecho, dos centros de engorda de AquaChile en la zona protegida (RNA 110407 y RNA 110412) figuran en el listado de centros de salmónidos que entre los años 2010 y 2015 operaron fuera de sus concesiones acuícolas, y presentaron informes ambientales falsos, según la auditoría realizada por la Contraloría a Sernapesca y a la Subsecretaría de Pesca. La misma situación se presenta con operaciones ilegales para el centro de Multiexport (RNA 110274), posicionado en el Canal Refugio, dentro del área marina protegida.

Condiciones “anaeróbicas”

Cabe destacar que las cuatro salmoneras de AquaChile han declarado la generación de condiciones anaeróbicas por sus descargas de materia orgánica que superaron las capacidades de carga (capacidades de dilución, absorción o dispersión de desechos) de los sitios donde se emplazan sus balsas-jaulas. Y, además, casi en ninguna oportunidad esto ocurría en la concesión acuícola otorgada. Uno de los centros de engorda de Multiexport (RNA 110274) también declaró haber generado condiciones anaeróbicas en los años 2013 y 2015.

La condición anaeróbica es un estado del medioambiente acuático que impide la vida acuática, como lo señala la Ley General de Pesca y Acuicultura, principalmente por una concentración de oxígeno disuelto inferior al mínimo que son capaces de soportar las especies para seguir viviendo.

En consecuencia, cinco de las ocho salmoneras que existen dentro de esta área protegida han generado condiciones donde la vida marina acuática es imposible.

”Es increíble como el Comité de Ministros acordó dejar dentro de un área marina protegida ocho salmoneras, y es impresentable que siete de esas ocho sean un foco de enfermedades y uso de pesticidas y antibióticos en esa área, que cinco de ellas hayan estado anaeróbicas, eso es matar el medio ambiente y que tres estén ilegales. Es impresentable que el Ministerio de Medio Ambiente y WWF no hagan nada por evitar estos atentados a la vida en un área marina protegida”, sentencia Peter Hartmann.

En el mismo sentido, Héctor Kol, señala que “esto es un ejemplo de cómo opera el Comité de Ministros, en este caso y en otros parecidos, privilegiando la salmonicultura más que la sustentabilidad y protección ambiental. El crecimiento económico está por encima de todo, incluso del sentido común”.

La propuesta de creación del área marina costera protegida Pitipalena-Añihué fue iniciada por la Fundación Melimoyu, y actualmente está a cargo del Ministerio de Medio Ambiente y la World Wildlife Found (WWF).

Descargar Informe Pitipalena-aihue-area-marina-costera-¿protegida?

Deja un comentario

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt