En AMBIENTALES

Ante la ausencia de espacios para la participación ciudadana que ha tenido el Proceso Constituyente oficial, ACCIÓN, como miembro activo de la sociedad civil, lanza el proyecto “Prácticas Ciudadanas para una Nueva Constitución”, que tiene el objetivo de proponer una metodología participativa para que la sociedad civil organizada decida la fórmula para generar la Nueva Constitución del país. Recordando el llamado a Asamblea Constituyente desde el Caupolicán lleno en 1980, se dio inicio a esta iniciativa.

 Con dirigentes de las comunas donde se hará este proyecto y criticando fuertemente el proceso oficial y académicos de la Universidad de Chile y Alberto Hurtado, ACCIÓN anunció el inicio del proyecto “Nueva Constitución: la Ciudadanía Decide” que pretende generar un instrumento de cambio de la Carta Fundamental desde la sociedad civil. Peñalolén, Cerro Navia y La Florida participarán de esta iniciativa que se lanzó este miércoles 13 de abril en la Universidad Alberto Hurtado.

Francis Valverde, presidenta de ACCIÓN, criticó el Proceso Constituyente oficial, pues “sino discutimos los mecanismos estamos haciendo como que discutimos Constitución, pero no estamos haciendo constitucionalidad”, pues para Valverde, este proceso “debiese, necesariamente, llevar a la generación de una Constitución, pero a lo que nos está invitando el gobierno es a un ejercicio ciudadano donde vamos a discutir algunos temas que ya están preestablecidos -en la metodología que han diseñado- y que no discute el fondo de la temática constitucional que tiene que ver con cómo se participa en este país, cuáles son los mecanismos que se van a generar para el reconocimiento y respeto de los derechos humanos de todos y todas, cuáles van a ser los canales permanentes de exigibilidad de derechos que debe tener una Constitución, y un tema que es fundamental para nosotros, cuáles van a ser los mecanismos del cambio constitucional”.

La presidenta de ACCIÓN afirmó que “las organizaciones de la sociedad civil tienen la madurez política suficiente para discutir de “alta política”, que es una discusión constitucional, y no necesitamos que nos hagan metáforas de olitas en el mar para comprender lo que es un movimiento social, pues creemos altamente infantilizadora y de falta de respeto de la capacidad que tienen los dirigentes”.

Por eso nuestro proyecto, pretende generar una metodología que puede establecerse como válido para diferentes niveles encaminado a discutir la temática constitucional para realizar lo que ACCIÓN propone que es una Asamblea Constituyente.

El Caupolicán

Miguel Santibáñez, director ejecutivo de ACCIÓN, recordó que la sociedad civil y los movimientos sociales han tenido una larga historia relacionada con el cambio constitucional, y se refirió “al Caupolicán lleno, el año 1980 desde donde se convocó a una Asamblea Constituyente, y desde ese momento, muchos esfuerzos, iniciativas, movilizaciones, organizaciones, trabajos académicos, declaraciones y etc, han surgido en torno al tema de la necesidad de tener una nueva Constitución”.

Para Santibáñez, “hay una historia, pero también hay un Estado que durante estos 26 años no ha dado el ancho en términos de metodología y de contacto con la ciudadanía para generar dinámicas auténticas, propias, genuinas, profundas, conductoras de tramas sociales en términos de participación ciudadana”, por eso es que en este contexto “muchos desconfiamos de que las iniciativas surgidas de un Estado, que no ha tenido las capacidades para impulsar dinámicas de participación pueda llegar a buen fin en un proceso de participación ciudadana tendiente a formular documentos referidos a la temática constituyente”.

Bajo esos argumentos, Miguel Santibáñez justificó la necesidad de impulsar esta iniciativa que “esperamos sea un modelo metodológico y finalmente, una propuesta constitucional que surja desde las bases, desde abajo hacia arriba, desde las organizaciones, desde sus dirigentes, desde las tramas sociales, desde las comunidades locales hacia arriba. Esa es la idea que queremos lanzar”, espetó.

En el panel también participó Carla Amtmann, de la Fundación CREA quien manifestó que “todos somos expertos”, haciendo alusión a la necesidad de que toda la ciudadanía participe del cambio constitucional. Hizo un recorrido histórico por las Constituciones que han regido a Chile, y aclaró que éstas son “cristalizaciones de las correlaciones de fuerzas existentes, es decir los más fuertes en un momento dado, acuerdan escribir una Carta Fundamental que organiza un país en función de sus intereses”, y fue enfática en aclarar que “cualquier proceso constituyente que se ha dado ha sido cuando hay una crisis o agotamiento económico, cultural de ese orden constituído”

Además, en el panel partició el profesor Dein Portella, antropólogo de la Universidad Alberto Hurtado, Enrique Montalva, presidente de la JJ.VV, n°36, La Florida, Mario Allende, presidente JJ.VV., Herminda de la Victoria de Cerro Navia.

El proyecto cuenta con la colaboración de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile y la Escuela de Antropología de la Universidad Alberto Hurtado.

Contáctenos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt